píxel · tendencias

new-york-fondos-pantalla-hd-31

Mi viaje a Nueva York de 5 días

0

por — 05/06/2014 — tendencias, viajes

¡Nueva York… ufff, qué cantidad de recuerdos!!! Creo que poco queda por decir de nuevo de la ciudad de los rascacielos. No pretendo atosigaros con datos o direcciones, sino contaros cuales fueron mis experiencias y percepciones de la ciudad.

La verdad que lo decidimos con poco tiempo de antelación y tampoco era el destino que habíamos pensado inicialmente para esa semanilla tonta de noviembre. Teníamos en mente dirigirnos a la República Dominicana pero su cercanía con Haití y la aparición de los primeros casos de intoxicaciones y epidemias tras el terremoto de este último país nos echaron para atrás.

A continuación os dejo unas indicaciones para que tengáis en cuenta antes de ir por si os pudieran ser de utilidad y mi itinerario durante los 5 días que estuve allí:

Antes de ir:

  1. Rellenar el formulario de aduanas de los Estados Unidos (ESTA). En noviembre del 2010 rondaban los 14$ para que os hagáis a la idea.
  2. Nosotros volamos con Delta Airlines. Tanto en esta, como en otras compañías, os dan la opción de hacer el check in del vuelo vía internet y elegir los asientos antes de llegar al aeropuerto.
  3. Haceros con una guía de la ciudad. A nosotros nos dejaron una de El País – Aguilar y nos fue de bastante utilidad.
  4. Miraros un poco antes de ir lo más destacado y lo que os apetezca visitar. Organizaros los días por zonas. Nosotros utilizamos el metro sin problema, pero veo absurdo hacer trayectos a lo tonto por no haberos planificado lo más mínimo.

 

Primer día:

Llegada al aeropuerto JFK. Primera toma de contacto. Teníamos idea de contratar allí una furgoneta compartida con más gente para que nos llevara al hotel pero la verdad que nos avasallaron a otros dos españoles y a nosotros, y acabamos yendo en limusina. Por lo que habíamos mirado con anterioridad, resultaba similar de precio al taxi (59$).

Dejamos el equipaje en el hotel y fuimos al Empire State Building. ¡¡Vaya cola!! Y eso que había comprado ya las entradas por adelantado… De todas formas, una vez dentro, para acceder al mirador tuvimos que volver a pagar. Hay un paisano que hace fotos, te da un ticket y luego si la quieres, pues ya sabes money, money. En el mirador, hay varios puntos señalizados y te dan la opción de contratar la audioguía. Nosotros la cogimos, pero no sé si os lo aconsejo… más que nada, por que cuando fuimos hacía un fresquete allí arriba que no veas y aguantar las explicaciones del aparatito pues como que no… Nos podíamos haber quedado tiesos.

Cuando acabamos la visita fuimos subiendo la Quinta Avenida: catedral de St. Patrick, tienda NBA, Disney, Tiffany’s, Luis Vuiton, Nike, … Nos desviamos al Chrisler Building y concluimos así nuestra jornada maratoniana.

Segundo día:

¡¡Madrugón!! Nos dirigimos al desfile de Acción de Gracias, previa parada en el Starbucks para pillar un chocolate para llevar. Aprovechando de que toda la gente estaba en la zona de Times Square, nos fuimos a visitar la Estatua de la Libertad y el distrito financiero. Está la opción de coger el ferry gratuito a Staten Island, desde el que ves la estatua de lejos o coger el ticket para visitarla por dentro. A mí me parece interesante verla por dentro, además las vistas son geniales. Si elegis esta segunda opción, también incluye una paradita en Ellis Island, donde se encuentra un museo de inmigración.

De nuevo en tierra, nos dirigimos al distrito financiero. Hay un toro donde todo el mundo para y se hace la fotito de rigor y luego os podeis acercar a Wall Street. Nosotros comimos en el McDonalds (160 Broadway, entre Liberty y Cortland St), que es el emblemático de NY porque tienen un piano en el piso superior y te deleitan con un poco de música mientras estás comiendo.

Paseo por la zona cero. Estaba vallado por obras. Allí han erigido el memorial del 11S. Hay unos grandes almacenes que se llaman Century 21. Nosotros les pillamos cerrados porque era Acción de Gracias.

Fuimos a Times Square. Bueno allí lo flipas, es la típica imagen de las pelis con tiendas, restaurantes, carteles luminosos… a rebosar. Está la tienda de Levis, entramos un momento pero donde de verdad dimos el palo a la tarjeta de crédito fue en Aeropostale. Perdimos la noción del tiempo. Nos tomamos una instantánea con Papá Noel (el de verdad ehh), me regalaron un peluche super suave que a día de hoy luce en mi salón y ya está, más contenta que unas castañuelas jaja.

Por ahí cerquita está el Radio City Hall, nosotros lo vimos afuera, no entramos. Esa tarde fuimos a la estación de autobuses, que se llama Estación Central, muy cuqui por dentro.

times_square_new_york-wide

Tercer día:

¡¡Excursión de contrastes con nuestro amigo Gerardo Giraldo!! Ya lo había gestionado antes de ir. Una vez allí solo le tienes que llamar para confirmar hora y punto de salida. No hizo falta dejar la tarjeta de crédito por adelantado así que genial. Lo pagamos en efectivo al finalizar la ruta.

Sales de buena mañana desde Times Square y acabas al mediodía en Chinatown. A nosotros nos fascinó y considero que es la única forma si vas a estar pocos días, de visitar todos los distritos y llevarte una idea general de todo NY, no solo Manhattan. Cuando nos dejó en Chinatown buscamos un sitio para reponer fuerzas.

Little Italy está pegado al anterior, pasas de un barrio a otro casi sin darte cuenta. Comimos en una pizzería en Little Italy. El restaurante en sí no tenía nada de especial, no me acuerdo del nombre, pero la pizza estaba… ¡tremenda! Después estuvimos paseando de nuevo por Canal Street y Soho. Pasamos por el puente de Brooklyn, ya de noche. Al otro lado, cogimos el metro y vuelta al centro para ver el Rockefeler Center (todavía no estaba montado el árbol de Navidad, qué pena…) y Top of the Rock.

Cuarto día:

Alquilamos unas bicis en Central Park. A la entrada del parque os van a ofrecer las bicis. Es enorme así que hay que invertir bastante tiempo si lo quereis ver entero. Paramos en el rosetón de John Lenon (Imagine). Hay multitud de gente haciéndose fotos allí. A mi me pareció difícil de encontrar. Pasamos un par de veces por delante de él sin darnos cuenta hasta que dimos con él.

Un descanso, un perrito caliente y al Madison Square Garden a ver un partido de baloncesto, los New York Knicks contra los Atlanta Hawks. También cabe la posibilidad de que vayáis a ver un partido de hockey o cualquier otro espectáculo al Madison porque merece la pena. Compré las entradas del baloncesto desde aquí.

Volvimos a Times Square a comprar las entradas para un musical. Hay una oficina que se llama TKTS, se distingue fácilmente, donde se venden las entradas de los musicales de Broadway, y podéis encontrar descuentos para espectáculos para ese mismo día de hasta el 50%. Nosotros fuimos a ver el de Mammia Mia, pero vamos que hay infinidad: El rey león, Billy Eliot, El fantasma de la ópera,…

Quinto día:

Madrugamos para ir a una misa gospel el Harlem. Era domingo. Fue impactante. Junto con la excursión de contrastes fue lo que más nos gustó de todo el viaje. Llegaríamos allí sobre las 8.30 h de la mañana y tuvimos que hacer cola hasta las 10h o así. Te mandan hacer fila, contaban hasta 100-120 personas y los demás pues no sé si llegarían a entrar. No se puede hacer fotos dentro y cuidado con la vestimenta, sobre todo las mujeres. Son estrictos con esto. Ya vimos a alguna guiri ir a la tienda más cercana a comprarse unos pantalones o una falda más larga.

Abandonamos esta zona de la ciudad y fuimos al centro a comer, en un restaurante que vimos en Planeta Finito (vedle antes de ir, sale Florentino Fernández). Se llama Carnegi Deli. Este chiringuito tiene web por si quereis ver los platos y sus precios.

Se nos agotaba el tiempo, exprimimos nuestros últimos minutos en la ciudad, fuimos a recoger los bártulos al hotel y cogimos un taxi para ir al aeropuerto. Te suelen aconsejar que dejes Manhattan entre tres horas y media y cuatro horas antes de la salida del vuelo.

Seguro que me dejo algo en el tintero, pero después de tres años y medio pues, es lo máximo de lo que he podido acordarme. Id, no os defraudará. Yo no sé cuando, pero voy a volver, ¡seguro!! Os he dejado un par de canciones relacionadas con este destino (me emociono cada vez que las escucho) y una guía en pdf que me pasaron a mi antes de ir con datos de interés, rutas y demás.

Os dejo, mientras pienso en mi próximo artículo. ¡¡Gracias por vuestro tiempo!!