píxel · música

IMG_1598_anni2

Anni B Sweet, dulce acústico en BNB – Burgos

3

por — 05/05/2013 — música

Tres años después de su actuación en la sala Hangar (marzo de 2010), la malagueña Anni B Sweet volvió a Burgos el pasado viernes 3 (tras un retraso de dos meses por una inoportuna gripe) para presentarnos su nuevo trabajo, At home, en un concierto de formato acústico. Anni subió al escenario sola (sin su banda habitual), pero desde un marco incomparable con la catedral de Burgos como compañera de excepción. “Esto no se tiene en todos los sitios”, alabó.

anni b sweet 5El concierto comenzó con la meláncolica Mr D., un clásico de su primer disco (“Start, Restart, Undo”), a la que siguió unos de los primeros cortes del nuevo, Catastrophe of love. Anni siguió alternando canciones de ambos álbumes, la más alegre A sarcastinc hello, con Missing a stranger, su nueva oda a la gente que no conocemos, pero que podemos llegar a echar de menos. En este tema pudimos constatar por primera vez que además de su inseparable guitarra, su dulce voz también puede hacer  las veces de turuta cuando el acompañamiento de la canción lo requiere. Toda una mujer-orquesta

El concierto iba subiendo de energía y decibelios con Getting older, primer single de su segundo LP; Motorway, otra canción memorable (y muy tarareable) de sus inicios, y At home, corte que da nombre a su segundo trabajo.

Volvió a bajar de intensidad con Gone if I close my eyes, una de sus nuevas canciones de corte más intimista, Land una demo no incluida en el último disco (pero sí en un CD single), y la primera versión de la noche: Train song, original de Vashti Bunyan, y con la que Anni se siente idenficada por la cantidad de horas que pasa en trenes a causa de la gira.

Encarrilando ya el tramo final del concierto llegó Ridiculous games 2060, una de las canciones más potentes de “At home”, y la preciosa versión del clásico de Lori Meyers, Religión [ver vídeo]. Declaró que esta era su única canción en español, momento en el cual desde el público reclamé una de mis canciones preferidas, Tumbado en mi moqueta azul; pero desgraciadamente Anni ya no la lleva en su repertorio (ya que la tocaba un antiguo integrante). Una pena.

Momento de peticiones, en el que sí recuperó otro de sus clásicos, La la la, y la versión por la que es más conocida es para el gran público, su Take on me (original de los noruegos A-ha). Advirtió que era la última canción alegre de la noche, ya que cerró el concierto con dos canciones más melancólicas, la nueva Locked in verses, y Shiny days.

Un gran concierto acústico de esos que hacen verdad el dicho de “a veces, menos es más”. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si alguien se quedó con las ganas de acudir a deleitarse con la voz de Anni, aquí está la lista de Spotify con el tracklist de la noche (con mi bonus track frustrado):

anni_organo